Este martes ,además de estar monitoreando el helicóptero de la NASA, el Rover convirtió con éxito parte del abundante dióxido de carbono en Marte en oxígeno como primera prueba de su instrumento Moxie. El nombre Moxie es la abreviatura de Mars Oxygen In-Situ Resource Utilization Experiment, o Experimento de Utilización de Fuentes de Oxígeno In-situ. 


Después de calentar durante unas dos horas, Moxie produjo 5,4 gramos de oxígeno. Esto es suficiente para sostener a un astronauta durante unos 10 minutos.



El instrumento es del tamaño de una tostadora y es una demostración de tecnología instalada en el rover. Si este experimento tiene éxito, podría ayudar con la exploración humana de Marte en el futuro. La fina atmósfera marciana tiene un 96% de dióxido de carbono, lo que no ayuda mucho a los humanos que respiran oxígeno. 


Algo que pueda convertir ese dióxido de carbono en oxígeno de manera eficiente podría ayudar en más de un sentido. Versiones más grandes y mejores de algo como Moxie en el futuro podrían convertir y almacenar el oxígeno necesario para el combustible de los cohetes, así como suministrar aire respirable a los sistemas de soporte vital.


Más información aquí: