Sanofi y GlaxoSmithKline reportaron resultados positivos de un estudio, repetido, de etapa media para su vacuna Covid-19, poniendo a la inyección retrasada en camino para su posible autorización para el final del año. 




 Los voluntarios mostraron una respuesta inmune similar a las personas que se han recuperado del coronavirus, dijo Sanofi este lunes. Los que ya habían sido infectados tenían una respuesta más alta después de una sola inyección, lo que llevó a las empresas a decidir probar una segunda formulación para llevar al mercado como un refuerzo.




 Los resultados son un alivio para los socios, dos de las empresas más grandes y más experimentadas en el campo de las vacunas, cuyo esfuerzo fracasó a finales del año pasado cuando un error de dosificación retrasó el estudio inicial.