Los funcionarios a cargo de la búsqueda en el sitio del derrumbe de un edificio de apartamentos en Florida se mostraban cada vez más pesimistas el martes sobre la posibilidad de encontrar sobrevivientes, y señalaron que no han detectado nuevos indicios de vida entre los escombros.

 

En tanto, la cifra de muertes confirmadas ascendió a 36 tras el hallazgo de ocho cuerpos.

 

Con el ruido de sierras mecánicas y excavadoras en el trasfondo, rescatistas con cascos amarillos revisaron los escombros, en una labor complicada por lluvias y vientos asociados con la tormenta tropical Elsa.

 

Los trabajadores seguían buscando espacios abiertos en los que pudieran hallarse a personas, casi dos semanas después del derrumbe del Champlain Towers South en Surfside.

 

Lee la nota aquí.