Hirving Lozano está fuera de peligro luego del impactante golpe que sufrió el pasado sábado en la noche en el primer duelo de la Selección Mexicana en la Copa Oro, duelo que quedó empatado sin goles ante Trinidad y Tobago.

 

Después del impacto, el “Chucky” Lozano fue trasladado al hospital donde fue atendido y sometido a diferentes estudios médicos tras el duro golpe y la híper-extensión del cuello.

 

El delantero tuvo una reconstrucción de la herida de la ceja izquierda por parte de un cirujano plástico, y tras los resultados favorables de los estudios, el jugador recibió el alta médica y se trasladó al hotel de concentración del Tri, donde está en recuperación.