Para nadie es un secreto que las redes sociales son, hoy en día, una de las herramientas más importantes para el ser humano. La combinación de internet y apertura social ha hecho de estas plataformas las más visitadas del mundo. Por ejemplo, solo Facebook cuenta con unos 2.740 millones de usuarios en todo el mundo, seguida por YouTube con 2.291 millones de personas registradas en su plataforma; el Top 3 lo concluye WhatsApp con al menos dos mil millones.

 

Ahora bien, en medio de la “utopía” social que representan estas aplicaciones, aún hay mucho por lo cual trabajar en términos de inclusión dentro de sus plataformas. Aunque actualmente existen varias herramientas que permiten la participación de personas con algún tipo de discapacidad, aún son limitados los avances que se han realizado para poder incluir de forma homogénea a todas las personas, aún cuando estas presentan alguna diferencia que no se puede considerar como ausencia de alguna capacidad; simplemente son “diferentes”.


Lee más aquí