El partido de este miércoles de la Selección Mexicana ante Guatemala sí tendrá afición, así lo informó Concacaf, pese a que el organismo está inconforme porque la gente sigue repitiendo el grito homofóbico.

 

"Concacaf está extremadamente decepcionada por el lenguaje discriminatorio utilizado por algunos aficionados de México durante su partido de la Copa Oro ante Trinidad y Tobago.

 

"El próximo partido entre México y Guatemala se llevará a cabo según lo programado, con la asistencia de aficionados", se lee en el comunicado de la confederación.