Al menos 19 personas han muerto y 70 han sido dadas por desaparecidas en las últimas horas debido a las fuertes lluvias y tormentas que azotan desde el martes el oeste de Alemania, según los últimos datos de las autoridades de las regiones afectadas.

 

El temporal ha afectado especialmente a los estados federados de Renania del Norte-Westfalia, el más poblado del país, y de Renania-Palatinado, donde ha causado inundaciones y el derrumbe de edificios.

 

Entre los muertos hay dos bomberos. Uno murió ahogado tras caer al agua y otro a consecuencia de un colapso que sufrió mientras realizaba labores de rescate.

 

“Vivimos en Renania-Palatinado unas inundaciones de dimensiones catastróficas. Somos una región acostumbrada a las inundaciones pero lo que vivimos es una catástrofe”, dijo la primera ministra de ese estado federado, Malu Dreyer.