De acuerdo a eyenetwork, empresa de telecomunicaciones norteamericana, el WiFi es una tecnología que aprovecha las ondas de radio para transmitir información de manera inalámbrica. Al igual que la luz visible, estas ondas pueden encontrar un sinfín de obstáculos. Algunos tangibles como el metal y la madera, y otros no visibles como las ondas de radio emitidas por aparatos electrodomésticos, como los microondas.

 

Las ondas del WiFi utilizan ciertos canales para transmitir información. Pensemos en ellos como si fueran carreteras o caminos a través de los cuales viaja toda la información que llega a tus dispositivos. Estos canales se comparten con otras redes WiFi circundantes. Mientras existan más redes alrededor, más congestionada estará la "carretera". De esta manera es que las redes de tus vecinos pueden interferir con tu propia conexión.


Lee más aquí