Un exguardia del campo de concentración nazi de Sachsenhausen, cerca de Berlín, de 100 años, será juzgado en el otoño boreal, más de tres cuartos de siglo después de terminada la Segunda Guerra Mundial, informó el semanario alemán Welt am Sonntag.

 

La corte del distrito de Neuruppin admitió la acusación de complicidad de asesinato en 3 mil 500 casos y se prevé que el juicio comenzará en octubre. El acusado debería poder estar en el juicio entre dos y dos horas y media al día, dijo un portavoz del tribunal al periódico. La corte no estaba disponible para hacer comentarios durante el fin de semana.