Se cree que el contaminante encontrado en un lote de vacunas contra el COVID-19 de Moderna Inc entregadas a Japón es una partícula metálica, informó la emisora ​​pública japonesa NHK, citando fuentes del Ministerio de Salud.

 

Japón suspendió el jueves el uso de 1,63 millones de dosis de la vacuna de Moderna, más de una semana después de que el distribuidor nacional recibiera informes de contaminantes en algunos viales.

 

El informe de la NHK publicado en la noche del jueves citó al ministerio diciendo que la partícula reaccionó a los imanes, por lo que se sospecha que es un metal.


Lee más aquí