Un hombre de la ciudad china de Zhoukou, en la provincia de Henan, sorprendió a los trabajadores de una concesionaria de autos al pagar su compra con más de una docena de sacos de harina llenos de monedas de distintas denominaciones, informan medios locales.

 

Según contó la señora Cheng, una de los dependientes, después de que el comprador negociara el precio del auto que estaba por comprarle a su hijo y finalmente alcanzaran un acuerdo, el cliente canceló su compra de 51 mil yuanes (unos 7 mil 872 dólares) con docenas de sacos de harina con monedas de diversas denominaciones, que iban desde 5 centavos hasta 1 yuan.


Lee más aquí