Al menos 80 distritos escolares de Georgia, Oregón y Arizona, Estados Unidos, retrasan clases presenciales en escuelas de educación básica, por alza de contagios de coronavirus (COVID-19), mientras otras entidades, como Texas y Florida, no impondrán el uso obligatorio del cubrebocas.

 

Según Los Angeles Times, autoridades magisteriales de Estados Unidos rechazan clases presenciales en escuelas o, en el mejor de los casos, analizan un esquema híbrido, en el que estudiantes vayan a centros unos días sí y otros no, según características COVID-19 de cada entidad.


Lee más aquí