Los barberos de la provincia de Helmand en Afganistán ahora tienen prohibido afeitar la barba de los hombres y tocar música en sus tiendas, según un comunicado emitido por el Departamento de Virtudes y Vicios liderado por los talibanes de la provincia.

 

Las nuevas regulaciones marcan la última de una serie de restricciones impuestas al pueblo de Afganistán basadas en la estricta interpretación de los talibanes de la ley islámica Sharia. “Se les informa con urgencia que a partir de hoy está estrictamente prohibido afeitarse la barba y tocar música en peluquerías y baños públicos”, dijo la autoridad local el domingo en un comunicado.

 

Si bien los talibanes han dicho que su Gobierno sería más suave que durante su período anterior, ha habido numerosos informes de duras represiones desde que tomaron el poder de la nación en agosto, incluida la detención y el asalto de periodistas, y el uso de látigos contra las mujeres que participan en protestas. También se ha hecho común el ahorcamiento público de presuntos delincuentes.


Lee más aquí