El 18 de septiembre, un hombre de 49 años llegó a las 21:25 horas locales de Renania-Palatinado, Alemania, a una gasolinera para asesinar de un solo tiro al trabajador de la estación con el que, alrededor de dos horas antes, discutió por no usar el cubrebocas.

 

Alrededor de las 19:45 horas, el sospechoso llegó a la estación ubicada en la ciudad de Idar-Oberstein “para hacer mandados”, el gasolinero le pidió al cliente portar cubrebocas, y se desató una breve discusión; el hombre de 49 años regresó horas después para matar al joven de Alemania.


Lee más aquí