La Comisión de Comercio Justo de Corea del Sur (KFTC, por sus siglas en inglés) ha impuesto a la matriz de Google, Alphabet Inc., una multa de aproximadamente 177 millones de dólares acusando al gigante estadounidense de abusar de su posición dominante del mercado para restringir la competencia de sistemas operativos para teléfonos móviles.

 

La agencia antimonopolio del país asiático investigó a la compañía por presuntamente bloquear a fabricantes locales de teléfonos móviles para impedirles el uso de sistemas operativos que no fuesen Android.

 

El organismo de control también prohibió a Google obligar a los fabricantes como Samsung o LG firmar contratos antifragmentación (AFA), que les impide desarrollar o usar versiones modificadas del sistema operativo.