Un exguardia de un campo de concentración de 100 años de edad comparece este jueves ante un tribunal alemán y se convertirá en la persona de más edad en ser juzgada en el país por presuntos crímenes nazis.

 

Josef S. excabo primero de la división "Totenkopf" (cabeza de muerto) de las SS, es acusado de "complicidad en la muerte" de 3.518 prisioneros en el campo de concentración de Sachsenhausen, cerca de Berlín, entre 1942 y 1945.

 

El acusado tenía 21 años cuando comenzaron los hechos. Es sospechoso de haber fusilado a prisioneros soviéticos y "de ayuda y complicidad en muertes por gas".


Lee más aquí