La lava del volcán de Cumbre Vieja continúa dejando su rastro de destrucción en La Palma. El paso del magma afecta ya a unas 400 hectáreas, según la información proporcionada por el Departamento de Seguridad Nacional este lunes por la mañana, y ha dejado imágenes como las distribuidas este lunes por la Guardia Civil, donde se puede apreciar una visión aérea del terreno que ha sucumbido al volcán.

 

El derrumbe parcial anoche de la estructura del cono parece haber unido las bocas eruptivas del volcán lo que está provocando un mayor caudal de salida de lava. La ceniza afecta sobre todo a la vertiente sur de La Palma y no se descarta que las partículas finas puedan alcanzar la isla de El Hierro, apunta el DSN.


Lee más aquí