El gobierno de Bielorrusia amenazó este jueves (11.11.2021) con responder a posibles sanciones europeas relacionadas con la crisis fronteriza con Polonia, donde hay miles de migrantes bloqueados en condiciones difíciles, y el presidente Alexander Lukashenko deslizó que una de las reacciones podría ser cortar el suministro de gas a la Unión Europea.

 

"Nosotros damos calefacción a Europa y ellos encima nos amenazan con cerrar la frontera. ¿Y si nosotros cerramos el paso del gas natural (a través del gasoducto Yamal-Europe)?", dijo. "Por ello yo recomendaría a los líderes de Polonia, los lituanos y a otros descerebrados pensar antes de hablar", añadió el mandatario bielorruso.

 

Bruselas, que teme una ola migratoria similar a la de 2015, acusa al régimen de Lukashenko de haber orquestado esta afluencia para vengarse de las sanciones occidentales, y anunció nuevas medidas punitivas la semana próxima. Poco antes, el ministro de Asuntos Exteriores de Bielorrusia, Vladimir Makei, hizo un llamado a la UE para el diálogo, afirmando que Minsk estaba a favor de una solución de esta crisis "lo antes posible".


Lee más aquí