Los principales actores de la industria automotriz se niegan a respaldar el compromiso de vender solamente autos y camionetas de emisiones cero para 2040, dando un golpe a las esperanzas de que se logre un progreso significativo en la lucha contra la crisis climática durante la COP26.

 

La cumbre climática de la ONU en Glasgow, presidida por el Reino Unido, quería que los gobiernos, fabricantes e inversores prometieran "trabajar hacia que todas las ventas de autos y camionetas nuevas sean de emisiones cero a nivel mundial para 2024, y a más tardar en 2035 en los mercados principales", según una declaración publicada el miércoles.

 

El compromiso, que no es vinculante, fue impulsado por los organizadores de la cumbre como clave en los esfuerzos para mantener las emisiones de carbono en línea con el Acuerdo de París de 2015, que busca limitar el aumento de temperaturas globales a 1,5 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales.

Lee más aquí