La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la nueva variante del coronavirus representa un “riesgo global muy alto”, con consecuencias severas, por lo que llamó a acelerar la vacunación, mismo llamado que hiciera desde Estados Unidos el presidente Joe Biden, quien llamó a ómicron “motivo de preocupación, no de pánico”.

 

“Muchos de nosotros podríamos pensar que hemos terminado con el Covid-19. Él no ha terminado con nosotros”, advirtió Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

 

En un documento técnico emitido a los Estados miembros, señaló que si bien hay “incertidumbres considerables” sobre la ómicron, la evidencia preliminar plantea la posibilidad de que la variante pueda tener mutaciones que le ayuden a evadir la respuesta del sistema inmunológico y a aumentar su capacidad de propagarse de una persona a otra.

 

“Podría haber futuros repuntes de Covid, lo que podría tener graves consecuencias, dependiendo de una serie de factores, incluido el lugar donde pueden producirse dichos repuntes”, agregó la OMS. “El riesgo global general (...) se evalúa alto”.


Lee más aquí