Un contrabandista que vendió copias de la exitosa serie de Netflix "El juego del calamar", en Corea del Norte, fue condenado a muerte por un pelotón de fusilamiento, según Radio Free Asia.

 

De acuerdo con el medio, el hombre llevó el material al territorio desde China y vendió unidades USB que contenían la serie. Las fuentes dijeron que su sentencia sería ejecutada por un pelotón de fusilamiento.

 

Un joven estudiante que compró una de las unidades recibió una sentencia de cadena perpetua, mientras que otros seis, quienes vieron las imágenes, fueron sentenciados a cinco años de trabajos forzados.


Lee más aquí