Rusia puso en peligro la estación Estación Espacial Internacional (EEI) luego de haber realizado una prueba con un misil antisatélite, esto provocó un campo de escombros en la órbita terrestre baja, según el Comando Espacial de EE.UU.

 

La NASA señala que a los astronautas se les ordenó refugiarse en las cápsulas acopladas durante dos horas después de la prueba militar rusa, en caso de que se volviera necesaria una escapada rápida.

 

La EEI se mantuvo orbitando a través del cúmulo de escombros cada 90 minutos, hasta que los especialistas determinaron que era seguro para la tripulación. En un comunicado, la NASA explicó que en los siguientes días continuarán monitoreando dicha situación para comprobar que todo está en orden y es seguro continuar con los deberes dentro de la estación.

 

Esta no es la primera vez que ocurre una situación de este tipo. Los expertos alertaron que las pruebas de armas que rompen satélites en órbita representan un problema cuando se dispersan los fragmentos y hacen que estos choquen con otros objetos.


Lee más aquí