Un tribunal de Myanmar condenó a la líder civil depuesta Aung San Suu Kyi a cuatro años de prisión por cargos de incitación e incumplimiento de las reglas de covid-19, en el primer veredicto contra la ganadora del Premio Nobel de la Paz desde que los militares tomaron el poder en febrero.

 

Sin embargo, horas después, el ejército de Myanmar redujo la condena de cuatro a dos años, según el medio de comunicación estatal MRTV.

 

El depuesto presidente de Myanmar, Win Myint, también vio reducida su condena de cuatro a dos años.

 

Suu Kyi, de 76 años, era consejera de Estado de Myanmar y líder de facto del país antes de que el Ejército la derrocara y la detuviera hace 10 meses y le imputaran casi una docena de cargos que suman condenas máximas combinadas de más de 100 años.


Lee más aquí