Rusia vetó este lunes la adopción de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que apunta a una relación entre el cambio climático y la seguridad global. El documento fue presentado por Irlanda y Níger, mientras que un total de 113 países fueron sus coautores.

 

De acuerdo con la Misión Permanente de Rusia ante la ONU, el documento "ignora todos los demás aspectos de las situaciones en las que se encuentran los países en conflicto o rezagados en el desarrollo socioeconómico". Rusia afirmó que ve "un intento de echar la culpa a los propios países en desarrollo y crear una nueva palanca mediante la cual se puede dictar su visión de la realización de compromisos climáticos y en perspectiva iniciar la inclusión en la agenda del Consejo de Seguridad de prácticamente cualquier país por razones de clima, ya que los problemas climáticos se perciben en todo el mundo".

 

Al mismo tiempo, la Misión Permanente de Rusia destacó que está decidida a buscar "soluciones integradas" en la lucha contra el cambio climático.


Lee más aquí