El mal funcionamiento de un calentador eléctrico portátil, que posteriormente esparció humo a través de un gran edificio de apartamentos, habría provocado el incendio que dejó 19 personas muertas en la ciudad de Nueva York el pasado domingo 9 de enero.

 

Un día después del siniestro, la escena resulta fría y silenciosa este lunes 10 de enero, luego de que entre las víctimas mortales hubo nueve niños y decenas resultaron heridas en la tragedia ocurrida en el distrito del Bronx.


Lee más aquí