En un hito para la medicina, cirujanos estadounidenses trasplantaron el corazón de un cerdo en un paciente humano en un último esfuerzo por salvarle la vida, y el hospital de Maryland donde se realizó el procedimiento señaló el lunes que el receptor se encuentra en buen estado tres días después de la cirugía experimental.

 

Si bien es demasiado pronto para saber si la operación funcionará en realidad, sí representa un hito en una cruzada de varias décadas por trasplantar algún día órganos de origen animal para salvar vidas humanas. Doctores del Centro Médico de la Universidad de Maryland señalaron que el trasplante demostró que el corazón de un animal genéticamente modificado puede funcionar en el cuerpo humano sin que se presente un rechazo inmediato.

 

El paciente, David Bennett, de 57 años, sabía que no había garantía alguna de que el experimento funcionara, pero se estaba muriendo, no era elegible para recibir un corazón humano y no tenía más opciones, dijo su hijo a The Associated Press.


Lee más aquí