Un centro de investigación del sur de Francia anunció en diciembre haber descubierto una nueva variante del coronavirus, con 12 personas de la región supuestamente infectadas por la cepa denominada provisionalmente B.1.640.2.

 

Detectada por primera vez en pacientes de la comuna de Forcalquier, en los Alpes de Alta Provenza, la variantefue descubierta por expertos del Instituto Hospitalo-Universitario de Enfermedades Infecciosas (IHU Méditerranée Infection) de Marsella, dirigido por el controvertido profesor Didier Raoult.

 

Hasta ahora, se dispone de pocos datos sobre la variante, sobre todo por el escaso número de casos identificados.

 

“Se ha detectado una nueva variante de COVID-19 en IHU Méditerranée Infection de pacientes de Forcalquier. Se denominó variante IHU y se depositó en GISAID con el nombre B.1.640.2”, informó el instituto el 9 de diciembre a través de un tuit.


Lee más aquí