La ciudad de Shanghái, de 25 millones de habitantes, estará bajo confinamiento en dos etapas durante nueve días, periodo en el que las autoridades realizarán pruebas de covid-19 a cada persona.

 

Como un importante centro financiero, la urbe ha luchado contra una nueva ola de infecciones durante el último mes, pese a que el número de casos no es alto, según algunos estándares internacionales.

 

Hasta ahora, las autoridades se habían resistido a poner en cuarentena a toda la ciudad para evitar desestabilizar la economía.

 

Pero después de que el sábado registrara su mayor número diario de casos desde que inició la pandemia, las autoridades parecen haber cambiado de rumbo


Lee más aquí.