Un niño ucraniano de 11 años cruzó la frontera con Eslovaquia, solo, con una bolsa de plástico, su pasaporte y un número de teléfono escrito en la mano, informó este domingo la policía eslovaca.

 

Llegó solo desde Zaporiyia porque sus padres se tuvieron que quedar en Ucrania", explicó la portavoz de la policía, Denisa Bardyova.

 

Un equipo de voluntarios se hizo cargo del niño, que llegó el sábado, y le dieron de comer y beber, agregó.

 

El ejército ruso ocupa desde el viernes la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, donde -según las autoridades ucranianas- disparos de artillería provocaron un incendio.

 

El gobierno ruso, en cambio, niega haber causado el fuego.


Lee más aquí