Por la muerte de su hija Mayte en la caseta de San Marcos de la autopista México-Puebla, el 6 de noviembre de 2021, la línea de transporte del tractocamión que embistió a varios vehículos y provocó el fallecimiento de 17 personas, le ofrece 250 mil pesos a Teresa Rivas.

 

“Es poco lo que ofrecen, con eso no me alcanza ni siquiera para un año, ¿creen que con 250 mil pesos mis nietas van a poder estudiar?, claro que no”, dijo la madre de Mayte, quien dejó en la orfandad a dos niñas de ocho y cinco años de edad.

 

La familia no sólo ha enfrentado la pérdida de la joven de 32 años, sino además a la burocracia que impide que sea indemnizada como lo establece la ley.

 

Han pasado cuatro meses de su muerte y los seres queridos de Mayte han tenido que sufrir solos para que la empresa responsable del percance les pague la póliza que debe cubrir: “Cómo 250 mil pesos, con eso no voy a poder sacar adelante a mis nietas”, denunció Teresa Rivas.

 

Lo que plantea es que la línea de transporte de carga del automotor que se quedó sin frenos y ocasionó el siniestro, cree un fideicomiso para asegurarle todos los estudios a sus nietas, que por la muerte de su hija están a cargo de ella y de su esposo.

 

Los representantes legales de la línea de transporte también les ofrecieron la misma cantidad de dinero a los deudos del novio de Mayte y una tía de él, quienes viajaban con la joven, de origen colombiano, pero tampoco la aceptaron.


Lee más aquí