Las escenas más crudas de la migración en México no suelen suceder a la vista. Ocurren a diario, pero de forma subterránea: ocultas en el interior de largos tráileres que transportan personas en condiciones infrahumanas; en la oscuridad de la noche; la inmensidad del desierto o la frondosidad de los bosques y montes. Cada cierto tiempo, alguna historia sale a la luz para recordar la realidad del horror cotidiano a la que se enfrentan miles de personas en su viaje por el territorio mexicano. Este domingo, una mujer nicaragüense embarazada ha muerto encerrada en el interior de la caja de un camión que había sido abandonado en Monclova, una ciudad de Coahuila a menos de 300 kilómetros de la frontera con Estados Unidos, de acuerdo con un comunicado del Instituto Nacional de Migración (INM).

 

La mujer viajaba junto a otras 250 personas —según estimaciones del subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía Berdeja—, en la caja de un camión frigorífico con el sistema de refrigeración estropeado. Hacinadas sin agua ni ventilación y a una sensación térmica de 40 grados centígrados, según el INM. Los coyotes abandonaron el tráiler por motivos hasta ahora desconocidos y dejaron a su suerte a los migrantes, en su mayoría nicaragüenses, hondureños y guatemaltecos, entre los que se contaban siete niños. La mujer ha fallecido en el hospital “con un embarazo al que se diagnosticó muerte fetal”, de acuerdo con el parte médico citado por el INM. La causa de la muerte ha sido síndrome de disfunción multiórganica, una afección a menudo causada por una infección mal curada. Otras 14 personas se hallan hospitalizadas, la mayoría por deshidratación severa.

 

La mayoría de personas, unas 160 según Mejía Berdeja, escaparon como pudieron antes de ser arrestados por los agentes de migración. El INM ha detenido a 64 migrantes, cuyo paradero actual no ha trascendido. La institución ha asegurado que entregará tarjetas de visitante “por razones humanitarias a todas las personas rescatadas”. En el comunicado, también se afirma que “apoyará y brindará auxilio humanitario a quienes salieron de la caja del tráiler y se dispersaron en el territorio”, aunque no ha precisado cómo piensa llevar a cabo esa medida. Además, ha señalado que cubrirá los gastos funerarios y la repatriación del cadáver de la mujer fallecida


Lee más aquí.