A una semana de la revocación de mandato, el gobierno reculó y restituyó el subsidio a consumidores de gasolinas en las fronteras norte y sur del país, cuya eliminación se dio por un “error” de la Secretaría de Hacienda, declaró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

El “error” vino a complicar la inflación en localidades de la franja fronteriza con Estados Unidos, donde ya padecen la mayor carestía del país.

 

De acuerdo con los datos más recientes del Inegi, la inflación nacional llegó a 7.3% en la primera quincena de marzo pasado. En particular, la gasolina regular se encareció en promedio 5.3% y la premium, 8.3%.

 

En cambio, la inflación en la frontera norte alcanzó 8% en el mismo periodo, la tasa más alta de todas las regiones del país, donde también se observan los mayores aumentos en combustibles, 6.5% en el caso del regular y 10.8% en el premium.

 

Hacienda tuvo que corregir el “error” cometido, de modo que publicó ayer un nuevo acuerdo con la enmienda en el Diario Oficial de la Federación (DOF) en la edición vespertina.

 

Mientras no se oficializaba el cambio en el DOF, se mantuvo vigente el que entró en vigor el 1 de abril, mediante el cual se eliminó el estímulo fiscal a consumidores de combustibles en estados norteños y sureños, es decir, el gasolinazo siguió vigente hasta la tarde de ayer.


Lee más aquí