Texas. A la luz de la eliminación del Título 42 por parte del gobierno del presidente Joe Biden, que permitía la expulsión de migrantes por la pandemia de Covid-19, el gobernador de Texas, Greg Abbott, amenazó con enviar en autobuses a personas inmigrantes irregulares a Washington DC.

 

Abbott anunció un nuevo paquete de medidas a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México mientras que exfuncionarios del gobierno de Trump lo presionan para que declare una “invasión” y otorgue a las tropas estatales y miembros de la Guardia Nacional autoridad para hacer retroceder a los migrantes.

 

Entre sus medidas, se cuentan que habilitará autobuses charter para que los migrantes ilegales sean dejados en las escaleras del Capitolio, en la capital estadounidense, donde la administración de Biden "podrá atender de forma inmediata sus necesidades".

 

"Para ayudar a las comunidades abrumadas por hordas de inmigrantes ilegales que ha dejado la administración Biden, Texas proporcionará autobuses para enviar a estos inmigrantes a Washington DC", aseveró en conferencia de prensa.

 

Abbott también autorizó que a partir de las 16:00 se inspeccionen los vehículos comerciales que crucen los puentes fronterizos entre México y Estados Unidos, así como la instalación de alambres de púas y bloqueadores de botes en el río Grande para disuadir a los migrantes.


Lee más aquí