La Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) multó a Morena con 18,762.90 pesos por la difusión de un promocional de su candidata única a la gubernatura de Durango, Marina Vitela, en la que aparece una menor de edad, con lo que se vulneró el interés superior de la niñez.

 

Sin embargo, el pleno determinó la inexistencia del uso indebido de la pauta, los actos anticipados de campaña, la vulneración a la equidad de la contienda, así como al modelo de comunicación política y al deber de cuidado por parte Morena.

 

Los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) denunciaron a Morena y su precandidata por la difusión de los promocionales denominados “Marina Vitela en cada rincón” y “Marina orgullo”, que fueron pautados por el partido guinda en el marco de las precampañas a la gubernatura de Durango a celebrarse el próximo 5 de junio.

 

Al analizar los hechos, la Sala Especializada concluyó que la precandidata requería la declaración de validez por parte de la Comisión Nacional de Elecciones (CNE) de Morena, por lo que resulta válido que dirigiera sus mensajes a la militancia, simpatizantes y al referido órgano partidista con expresiones en las que buscaba conseguir la precandidatura.

 

Además, en el contenido del material no se advirtieron manifestaciones de apoyo o rechazo hacia otras opciones o fuerzas políticas o bien, la solicitud del voto al electorado en general, de manera explícita o equivalente, por lo que no se afectó la equidad de la contienda.

 

En consecuencia, los magistrados Rubén Lara Patrón, presidente, Luis Espíndola Morales y Gabriela Villafuerte Coello, declararon la inexistencia de las infracciones atribuidas a Morena y Vitela.

 

Por lo que hace a la vulneración del interés superior de la niñez, se concluyó que las personas que participan en el promocional “Marina Vitela en cada rincón”, son mayores de edad.

 

En el promocional “Marina orgullo”, si bien se corroboró que se contaba con documentos que acreditaron el consentimiento de la mamá y la opinión de la niña para participar en el video, “faltó el permiso para la video grabación en donde le explicaría los alcances y el riesgo de su participación en el promocional”.

 

Además, el video incumplió formal y materialmente con los requisitos que exigen los lineamientos del INE, en consecuencia, se declaró la existencia de la vulneración al interés superior de la niñez, por lo cual se propuso calificar la conducta como “grave ordinaria” e imponer una multa de 18,762.90 pesos, dado que se trata de una conducta reincidente.


Información de Expansión Política