De un momento a otro, la vida de Betel cambió. No se imaginó que este domingo por la mañana, al salir a desayunar con su hermana a una plaza comercial, casi le costaría la vida en el momento en que un taxista dispuso que era un buen día para llevársela sin su consentimiento y que al oponer resistencia decidió entonces atropellarla.

 

Eran alrededor de las 11:30 de la mañana en que Betel salió de un restaurante ubicado en plaza Las Américas en la colonia San Javier en Pachuca, ahí había desayunado con su hermana Sara, pero el compromiso de trabajo la orilló a tomar un taxi para dirigirse a la colonia Venta Prieta.

 

Cuenta que los primeros minutos transcurrieron sin problema hasta que el taxista que conducía un vehículo con número B886 con cromática amarilla cambió de ruta, en ese momento Betel comenzó a sentir temor.


Lee más aquí