Más de 600 años después de que la peste negra matara a decenas de millones de personas en Europa, Asia y África, un equipo de investigadores cree haber descubierto los orígenes de la enfermedad.


La catástrofe sanitaria de mediados del siglo XIV es uno de los episodios de enfermedad más significativos de la historia humana.


Pero a pesar de años de investigación, los científicos no habían podido determinar dónde comenzó la peste bubónica.


Ahora un análisis sugiere que fue en Kirguistán, Asia central, en la década de 1330.


El equipo de investigación de la Universidad de Stirling en Escocia y el Instituto Max Planck y la Universidad de Tubinga en Alemania, analizaron muestras antiguas de ADN de los dientes de esqueletos en cementerios cerca del lago Issyk Kul, en Kirguistán.


Lee más aquí