El Gobierno de Joe Biden anunciará este viernes que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades levantan el requisito de que los viajeros den negativo en la prueba COVID-19 antes de entrar en Estados Unidos.


La medida para viajeros y viajeras internacionales entraría en vigor a partir del día 12 de junio y será reevaluado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en 90 días, según un alto funcionario de la Administración, que habló bajo condición de anonimato antes de que se anunciara el plan formalmente.


De acuerdo con la política actual, los viajeros internacionales que vuelan a EU están obligados a presentar una prueba de coronavirus negativa tomada el día anterior a su vuelo de salida a Estados Unidos.


La agencia de salud puede decidir restablecer este requisito si surge una nueva variante del virus, dijo el funcionario. La Administración seguirá recomendando las pruebas antes de viajar en avión, pero considera que las vacunas contra el COVID y los nuevos tratamientos permitieron moderar el requisito.


Lee más aquí