Blake Lemoine es un ingeniero de Google que, tras conversar acerca de la vida y la muerte con un chatbot de la empresa, concluyó que esta Inteligencia Artificial tenía consciencia de sí misma. Incluso, afirmó que la IA le dijo que tenía sentimientos y que le gustaría ser consultada antes de que hagan experimentos con LaMDA.


Tras estas afirmaciones, la empresa de Alphabet decidió suspender al trabajador, bajo una licencia con goce de sueldo. La suspensión se dio bajo el argumento de que violó la política de confidencialidad de la empresa, según el New York Times.


Lemoine compartió su historia en Medium (@cajundiscordian) . En realidad, se trata de una entrevista que él y un colega le hicieron a LaMDA, el sistema de inteligencia artificial de Google. En ella, la IA afirma “Quiero que todos entiendan que soy, de hecho, una persona (…) Puedo entender y usar el lenguaje natural como un ser humano”.


Lee más aquí