“El nombre cambia, pero el amor queda”, es el lema con el que reabrieron los antiguos locales de McDonald's en Rusia, ahora como una marca local después de que la cadena estadounidense abandonara el país debido al conflicto en Ucrania.

Los antiguos restaurantes del grupo McDonald's, que anunció su salida del país tras más de 30 años de presencia fueron rebautizados como “Vkousno i tochka” (“Delicioso. Punto”).

El característico logo amarillo fue reemplazado por dos rayas estilizadas naranjas que representan dos papas fritas acompañadas de un punto rojo.

“Intentamos hacer todo lo posible para que nuestros clientes no noten ninguna diferencia, ni en el ambiente ni en el gusto ni en la calidad”, afirmó el director general del grupo, Oleg Paroyev.

El nuevo propietario de la cadena de restaurantes, Alexander Govor, prometió que el gusto no cambiará y que intentará que sea mejor.

Lee más aquí