Líderes de partidos políticos, especialistas en educación y académicos aseguran que las críticas vertidas en la conferencia matutina de Palacio Nacional contra la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) tienen como propósito debilitar a la Máxima Casa de Estudios e incidir en el proceso de elección del nuevo rector, programado para 2023.

“Ese es su estilo y es claro lo que busca: influir en la sucesión del rector, como quiere incidir en el Instituto Nacional Electoral, en los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y ahora pretende meterse en la renovación de la rectoría de la UNAM”, señala Arturo Erdély, académico de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán por más de 25 años.

Asegura que el Ejecutivo federal utiliza el golpeteo político contra aquellas instituciones “que aún huelen a autonomía, llámese la UNAM, el INE, el Inai o Poder Judicial. Todo aquello que tiene autonomía le molesta al Presidente y por eso sus ataques”.

Consultado al respecto, el líder de la bancada de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal, dice desconocer la burocracia dorada a la que se refirió la mañana de este jueves el Ejecutivo y rechazó que la mayoría de los académicos hayan aplaudido al régimen neoliberal.